Si los códigos de barras están intactos y las entradas son legibles, sí. Si has comprado entradas electrónicas, basta con que las descargues y vuelvas a imprimir.

Si te han enviado las entradas físicas, y aunque no entra en la garantía, nuestro Servicio de Atención al Cliente puede intentar ayudarte. Ponte en contacto con nosotros y lo revisaremos.